10.1.11

CONTRA EL INCORFORMISMO DEL: ES LO QUE HAY...

Fuente: www.inmagine.com

Últimamente no hago más que escuchar la frase: "Es lo que hay", en la televisión, familiares, amigos, bares... Siento que todo se está impregnado de un conformismo pesimista que la Animación Sociocultural no debe aceptar sin más.


Los Animadores Socioculturales, Monitores de TL, Educadores Sociales, etc. debemos luchar para que los que tenemos más cerca, nuestros destinatarios y la sociedad en su conjunto no vivan inmersos en una atmósfera de pasotismo, negatividad, sintiendo que no se puede hacer nada por cambiar lo que no te gusta. La Animación Sociocultural debe actuar para colaborar en la transformación social, hacia una sociedad más justa, equilibrada y democrática.


Parece que cuando te dicen: "Es lo que hay" te tienes que conformar y no quejar, parece que tienes que dar las gracias porque "Algo es algo".


Hoy, por ejemplo, comento a mi madre: Te suena un zapato al andar, y, ¿a que no sabéis lo que me respondió?.
En fin, si no sabemos por qué suena no lo podremos arreglar.


Y yo me pregunto: ¿Es que no puedo hacer nada por conseguir algo mejor?, ¿no será mejor luchar por cambiar situaciones que no nos gustan?.

Cada vez que me digan "Es lo que hay" intentaré que la persona que lo dice reflexione sobre la filosofía de vida, las actitudes y sentimientos conformistas de esta dichosa frase que cada día me desagrada un poquito más.

No es que opine que no se deba decir, que se prohiba, lo que opino es que se está abusando de ella extremadamente para todo.


Eva María de Diego

3 comentarios:

elcasopablo dijo...

Totalmente de acuerdo con la actual situación de pasotismo general que padece la sociedad, pero como casi todo en nuestro todo es educacional.

No se nos educan para tener una conciencia crítica e incoformista, que nos haga reflexionar y plantear alternativas. Pocos somos los que no nos quedamos parados.

Ánimo y a movilizar gente ;)

elcasopablo dijo...

Totalmente de acuerdo con la actual situación de pasotismo general que padece la sociedad, pero como casi todo en nuestro todo es educacional.

No se nos educan para tener una conciencia crítica e incoformista, que nos haga reflexionar y plantear alternativas. Pocos somos los que no nos quedamos parados.

Ánimo y a movilizar gente ;)

Xavi dijo...

He descubierto tu blog y nada más visitarlo esta entrada. Me encanta!!!

Aupa ese espíritu,

Montanyès.

PD: a favoritos de cabeza :)